Anac destaca los buenos resultados de la experiencia electrologística

• El plan piloto, que contó con la participación de cinco marcas socias, se tradujo en una reducción de gasto de combustible de 70%. • Gracias a esta iniciativa público-privada, las empresas que probaron los furgones y camiones eléctricos en desplazamientos urbanos, han señalado que incorporarán gradualmente a sus flotas este tipo de vehículos.

23 de septiembre de 2021

La adopción de la electromovilidad en la cadena logística es un paso fundamental para la consecución de las metas establecidas por el Gobierno para la reducción de emisiones y el aumento de vehículos eléctricos en el parque automotor. Por ello, la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC A.G) y cinco de sus marcas socias participaron en la Experiencia Electrologística, iniciativa público-privada del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, la Agencia de Sostenibilidad Energética, Conecta Logística, Corfo, municipalidades y otros actores privados.

Durante dos meses, siete empresas de distribución y logística de la Región Metropolitana utilizaron de forma gratuita camiones eléctricos nuevos, aprovechando puntos de carga especialmente instalados para el efecto y con una completa telemetría de sus desplazamientos urbanos, logrando así recoger información sobre distintas variables de operación de estos vehículos, mediciones del nivel de carga de la batería, velocidad, ubicación y altura, y el peso de la carga transportada. En este período, los vehículos de los socios Maxus, Foton, JAC, JMC y Hyundai Camiones recorrieron más de 16.300 kilómetros, evitando la emisión de cinco toneladas de CO2.

“Junto con la contribución medioambiental, la operación de esta flota experimental también mostró eficiencias económicas. Si se compara el costo por concepto de combustible, estos camiones eléctricos ahorraron hasta un 70% en comparación a lo que hubieran gastado si tuvieran motor diésel. En el caso de los furgones eléctricos, el ahorro llegó hasta un 64%. Sin duda, las ventajas de la electromovilidad en la logística quedaron a la vista durante el desarrollo de esta iniciativa”, indicó la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt.

“Como asociación valoramos este tipo de planes, ya que con ellos es posible visibilizar el gran aporte que significan estos vehículos para las empresas y, por supuesto, para todos los chilenos. Hoy, la gran mayoría de los vehículos 100% eléctricos vendidos son utilizados por empresas flotistas, muy relacionadas con la logística nacional. En el sector seguiremos trabajando para impulsar la adopción de la electromovilidad en distintos niveles y para diferentes usos”, destacó el secretario general de ANAC, Diego Mendoza.

Tras finalizar el período de pruebas, cinco de las siete empresas participantes en esta Experiencia Electrologística -quienes transportaron elementos de diverso peso y volumen, desde cemento para la construcción hasta plásticos y polipropilenos ligeros- ya declararon su intención de incorporar gradualmente vehículos eléctricos a su flota de distribución y operaciones. Por su parte, los conductores reportaron experiencias más confortables de uso, gracias a la facilidad de la operación, la ausencia de ruido en el motor y comodidades de cabina.